A pesar de los avances en el diagnostico precoz y el tratamiento del cáncer de mama, aun desconocemos  los mecanismos de sensibilidad y resistencia a los distintos tratamientos. Así por ejemplo, el uso de  marcadores clásicos, basados en la expresión proteica determinada por inmunohistoquímica, no siempre son eficaces como predictores de respuesta a los diferentes tratamientos. Marcadores como  la expresión, o amplificación del receptor 2 del factor de crecimiento epidérmico humano, o  de  los receptores de estrógenos, (HER2) no son buenos predictores  de respuesta a la hormonoterapia o a tratamientos anti-HER2. Es por tanto necesario mejorar el conocimiento sobre la biología molecular del cáncer de mama, entre otros aquellos que expresan receptores de estrógenos para poder entender las causas de la resistencia al tratamiento.

La Fundación Alfonso Martín Escudero, consciente de esa necesidad, contribuye a la formación de nuestros médicos e investigadores mediante la financiación de estancias en universidades y centros de investigación en el extranjero, como es el caso de Milana Bergamino  en el Instituto de Investigación del Cáncer de Londres. Por cuyo trabajo la Fundación la felicita y se siente orgullosa de sus contribuciones.

Los trabajos realizado por Milana Bergamino Sirvén y publicados recientemente en Clinical Cancer Research (Impact of Duration of Neoadjuvant Aromatase Inhibitors on Molecular Expression Profiles in Estrogen Receptor–positive Breast Cancers. Milana Bergamino, et al DOI: 10.1158/1078-0432.CCR-21-2718) contribuyen al mejor diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama mediante la utilización de la medicina personalizada.  Así, Milana Bergamino Sirvén y colaboradores han identificado que el tratamiento con neoadjuvantes, como inhibidores de aromatasa, modifican la presencia de genes implicados en las vías de señalización que implican a las quinasas MAPK and PI3K/AKT/mTO,  asi como de genes asociados a la respuesta inmune, incluyendo los implicados en su regulación  (immune-checkpoint). Se abre así la posibilidad de estudiar el impacto del uso combinado de los inhibidores del immune-checkpoint,  con la terapia hormonal en los tumores  que expresando el receptor hormonal son resistentes a su  tratamiento.