La convocatoria de 2018 estuvo integrada por 55 becarios formados fundamentalmente en las áreas de medicina, biología, bioquímica, farmacia, química y biotecnología, que realizaron sus trabajos de investigación en  Ciencias de la Salud (87%), Agricultura y Ganadería (9%) y Tecnología de Alimentos (4%). Los becarios desarrollaron sus trabajos en los Centros de Investigación y Universidades más prestigiosos ubicados en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido, Francia y otros países.

La Fundación, con el objetivo de mejorar la gestión de las becas, solicitó a los becarios rellenar un cuestionario sobre la valoración de los resultados obtenidos y sobre las posibles incidencias ocasionadas en el desarrollo de la misma. El análisis de las respuestas nos ha permitido identificar algunos   problemas y para satisfacción de la Fundación también conocer el alto grado de valoración que los becarios describen.

Sin duda alguna, el aspecto más negativo es la pandemia COVID 19 que surgió en el segundo año de la beca. Su impacto se dejó sentir en desarrollo de las investigaciones, fue causa de retrasos e interrupciones en los trabajos y obstaculizó la productividad científica. Los centros cerraron o  limitaron el acceso, el reclutamiento de pacientes y otras actividades médicas quedaron suspendidas, y se dejaron de celebrar congresos y reuniones. Sin embargo, con todas las dificultades sobrevenidas, los becarios consiguieron finalizar sus investigaciones y publicar 135 artículos científicos en prestigiosas revistas. Asimismo y en línea con los objetivos de años anteriores consiguieron consolidar su situación laboral, con el 91% trabajando en universidades, hospitales y centros de investigación, de ellos el 44% en España y el 56% en el extranjero.

Los becarios han valorado el programa de investigación desarrollado con un 92,29%, especialmente el valor aportado al currículum científico y profesional, así como los centros de destino con un 88,82%, de los que han destacado sus instalaciones y el equipo de investigadores por el apoyo recibido, con un 88%.

La valoración más alta la han otorgado a la beca FAME, con un 95,55% de satisfacción por la atención recibida.